martes, 15 de marzo de 2011

Mercería

Las bocas de mis pantalones, cuando les meto mis llaves se atragantan por sus sierras (Pilar).

Los cordones sin sus zapatos parecen serpientes abandonadas (Laila).

Los bolsillos del pantalón se tragan todo lo que le eches (Paula).

La cremallera es la aguja automática que te cose la camisa o el pantalón (Hamza).

Los cordones se quieren tanto, que cuando vas a desatarlos no se quieren separar (Cristina).

Las serpientes vivas que voy pisando son mis cordones que se desataron buscando la libertad (Sonia).

Los soles de mi camisa brillan en todo momento excepto en el eclipse abrochador (Raquel).

El tren que cierra mi polar a veces me atropella sin querer (Yolanda).

La carretera por la que pasa el pequeño coche rojo cierra la chaqueta de mi chandal los días de frío (Mario).

La cremallera del jersey es un ascensor que sube para dar calor y baja para dar frío (Manuel).

No hay comentarios: